Escapada a París

Viajar a París

Por fin ya he conocido París, aunque me parece que no ha sido en el momento más propicio para ello ya que en la mayoría de los días que he estado con mi chica el termómetro no ha subido de los 0ºC (en algunos momentos la sensación térmica era de -5ºC).

Pero bueno la experiencia ha merecido la pena y unas pocas capas de ropa también amortiguan el frío.

La verdad es que me ha encantado la ciudad y me han dejado impresionado, como no, sus monumentos. Sobre todo el Arco del Triunfo, la Torre Eiffel, la Ópera, Notre Dame y el Museo del Louvre, que es enorme.

Como ya va siendo una tónica habitual en mis viajes, y en este no iba a ser una excepción, algo tenía que pasar. Nada más llegar al aeropuerto de París (Orly), bloqueé el teléfono móvil ya que no puse el código pin en los 3 intentos que tuve. Sí, soy un despistado y es que llevaba sin apagar el móvil durante varios meses y el lío que tengo en la cabeza de códigos y contraseñas es bastante importante. Con lo cual estuve estos 4 días que hemos pasado en París sin teléfono, aunque reconozco que me ha venido bien desconectar.

Arco del Triunfo en ParísEl día que intentamos ver el Arco del Triunfo la policía nos indicó que tenían que acordonar la rotonda donde se encuentra situado el Arco por la manifestación a favor de la «Libertad de Egipto», como nos indicaron (tema de actualidad como podemos ver todos en las televisiones).

Y otra cosa más nos tenía que pasar… Al día siguiente subimos, bien prontito, a la Torre Eiffel (a la última planta no nos dejaron subir porque esta en obras), y cuando ya estabamos terminando de ver la primera planta vinieron de seguridad indicandonos que tenían que desalojar toda la torre por un aviso de bomba.

Por lo demás todo estuvo muy bien.

El hotel lo cogimos a través de París Hoteles y la verdad es que nos salío muy bien, tanto en el precio como en los servicios del hotel. Hôtel de l’Ocean estaba cerca de la Ópera de París y nos salío por 327 euros por 3 noches, con desayuno buffet incluido (con una bollería riquisima).

La habitación que  nos dieron estaba muy bien, aunque había dos camas juntas. Por eso al día siguiente les pedimos que nos dieran una  habitación de matrimonio y no nos pusieron ninguna pega. Incluso pudimos elegir entre dos que nos enseñaron.

Han sido 4 días bastante intensos a visitas y a descubrir París, pero ha merecido la pena ya que hemos venido encantados.

Sobre el autor Ver todos los posts Página web

Juan Carlos Parra